3.5.06

LO MEJOR, LO PEOR

Lo mejor:
Descubrir que puedes tirarte horas tumbado al sol, ver cómo te mueves de puntillas al salir de la habitación cuando crees que estoy dormida, comprobar que tus ojos siguen teniendo el azul del cielo, encontrar una arruga que no conocía, comprobar que la huella de tus cejas en mis labios sigue siendo fiel al molde, despertarme y comprobar que duermes exactamente en la misma postura que yo,
Que nuestros cuerpos encajen como medias naranjas, como cacerola y tapa.
Un beso, un roce, una mirada cuando no la espero, una confesión tan íntima que no se ni cómo contestar,
Hablar de todo y de nada, solucionar el mundo, idear un nuevo partido político, un nuevo canal de información, una nueva fuente de energía, una nueva religión, un mundo nuevo y mejor.
Compartir un helado, y reírnos porque eso es lo que hacen los novios cursis.
Conducir uno a la ida y otro vuelta, y no tener que cambiar ni un espejo.
Reirnos, reirnos de todo,
Confesiones, tuyas y mías, yo te escucho, y tu a mi. Y lo sabemos. Y soltamos ideas al aire, pero sabemos que ahí se quedan, esperando a que uno de las dos las recoja.
Que casi hemos hablado de futuro, de dónde estar juntos, de cuándo, aunque sean conjeturas.
Que esta vez el que ha hablado de volver a verse, has sido tu.

Lo peor:
El miedo, miedo a que funcione, miedo a tener que tomar decisiones.
La duda, no saber si el miedo es compartido, no saber si me quieres o no, no saber cuánto me quieres, no saber cuál es mi sitio en tu mundo, no saber si sabes cuál es mi sitio en tu mundo,
La seguridad de que mi vida es una mentira, que mi verdad eres tú, que el tiempo que paso sin ti es puro teatro, y aunque yo sea muy buena actriz no me gusta el guión.


Las consecuencias:
Avanzo un año en cuatro días y eso me deja agotada, más viva, más yo, pero agotada.
Tengo que tomar decisiones, ya no me puedo engañar más, tengo que decidir si sigo con el teatro y vivo mi mentira o rompo la baraja y hago daño a todo el mundo.

Y tengo que decidir cuándo lo hago,

Pero hoy no haré nada, ni mañana ni la próxima semana.
Antes debo metabolizar todas las toxinas que me impiden pensar claramente, estoy drogada de amor, de cariño, de complicidad, de belleza, y no se pueden tomar decisiones estando dopada, ni en pleno síndrome de abstinencia, así que, al menos hasta Septiembre dejo todo como está.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estás un poco colgada pero me gusta lo que escribes

DINOBAT dijo...

Hola como estás?, buen blog, interesante!, nos leemos, saludos,



JD
n76pf@hotmail.com

Perl Oui c'est moi dijo...

Pues para tener que decidir algo... te veo con las ideas muy claras. Espera, el tiempo lo dice todo. Y déjate los miedos por el camino, que no son buenos. El que no arriesga, no gana.
Me encanta como escribes

anyeloso dijo...

Lo ideal y lo posible no siempre son compatibles. En cuanto veas un resquicio haz posible tu ideal.
Y aunque el corazón en estos momentos te está guiando, la cabeza es la que puede hacer realidad los deseos del corazón.
Paciencia, ánimo y apóyate en tu inteligencia.

jerebeque dijo...

No te puedo decir mucho mas, ya lo sabes, ya hemos hablado mucho del tema.... sólo una cosa, una vez más, igual que al leer aquella carta desesperada y reveladora que nos llegó desde una pequeña ciudad de Francia hace ya muchos años, me has hecho llorar...
...
También te lo he dicho ya, pero me adhiero de nuevo a la opinión de perimplina, me encanta cómo escribes. Besos cariño, y ánimo.