24.1.07

NEUROTICOS

Ultimamente me da por leer libros de autoayuda tipo”mejore su autoestima para encontrar el amor” Vale, no hace falta que me miréis así, seguro que vosotros también tenéis algún secreto inconfesable no?

Bueno, a lo que iba, el caso es que últimamente me estoy leyendo “Amor al segundo intento” de Antoni Bolinches, un psicólogo catalán, el libro no es espectacular, demasiado genérico para mi gusto pero tiene un par de teorías muy interesantes así que voy a ir desmenuzándolas para vuestro beneficio y mi registro en la carpeta de filosofadas.

Según este señor, todos tenemos en nuestro interior a tres personajillos, el Niño, el Padre y el Adulto,

Aunque el Sr. Bolinches no se explique tanto, lo que yo he entendido es que el Niño es el que te dice NECESITO chocolate YA! El padre el que te dice NO!, El chocolate está prohibido, provoca caries y engorda, y el Adulto el que dice, bueno, puedes comerte una esquinita pero después de la cena y sólo si de verdad te sigue apeteciendo.

Todos partimos de uno de los dos extremos, el inmaduro que es el que se deja llevar por el Niño o el Reprimido que es el que se guía solo por su Padre.
Vale, de críos es más habitual ser inmaduro pero seguro que conoces algún amigo de esos que con doce años sólo hace lo que debe.

El truco es como nos desarrollamos después, porque se supone que a los veintimuchos ya deberíamos tener un Adulto desarrolladito que controlara al cabraloca del Niño o al represor del Padre pero, seamos sinceros, ¿quién lo ha conseguido? (Eva Luna, tú no contestes).
Así que para la mayoría de nosotros hay varias opciones:

1. Seguir en la posición Inmaduro: es el que se zampa las siete tabletas de chocolate y se autojustifica diciendo que se lo pide el hígado (excusas más tontas he escuchado). Ah! Y además luego exige que le cuiden durante el subsiguiente empacho.

2. Mantenerse en Reprimido: no solo no se come el chocolate, sino que se lo prohíbe al de al lado, ya de paso prohíbe también el pan y la mantequilla.

3. Conseguir ser Maduro, tener un Adulto como Dios manda que controle al Niño y al Padre. Bueno, vale, dicen que existen, pero ¿con chocolate?????

4. Haber evolucionado a la posición de Neurótico, ésta es la que mola, viene a ser ese que por de pronto se zampa la tableta de chocolate y después se mata a remordimientos y, en el caso más extremo se dedica a vomitarlo o a machacarse en el gimnasio. Y llama soso al de la derecha por no comerse el chocolate y gordo al de la izquierda por comérselo, vamos, que consigue amargarse la vida y amargársela a los de alrededor.

Claro que el chocolate es un caso tonto, pero si en vez de chocolate lo que te apetece es ese chaval de ojos azules que te vuelve loca y que sabes que no te conviene...... ahí la cosa ya no está tan clara no?

Ahora, hagamos introspección, ¿quién manda en ti? El Niño, el Padre o el Adulto?

25 comentarios:

Txabi dijo...

Estar controlado por un Tripartito es una merdé. Que si manda el cerebro, el corazón o las tripas (o algo más abajo). Siempre a la greña...

Blackberry dijo...

Uy, yo lo tengo claro: soy super madura... emmm... bueno, quizá tirando a reprimida... bueno, luego me leí un libro en el que decía que había que seguir los dictados del corazón y...

Creo que lo más cercano es la posición de Neurótica. ¿Pero no lo somos todos? Ah, que no?

lunallena dijo...

¿Eva Luna soy yo?
¿Acaso confundes mi nombre?...porque yo me he dado por aludida y no voya responder... de momento.
Otro rato, cuando esté despejada.

Una puntualización:
Las inmaduras lloran...muchas veces aun haciendo el ridi, pero llora-mos, y además de corazón.
¿Sabes si en ese libro dice por algún lado que LOS inmaduros deban ser por sistema insensibles al dolor de otro inmaduro?

allen dijo...

En estos momentos en mí no manda nadie... Se trata de una mezcla, de un tripartito que no sabe la dirección que debe tomar...

Lunarroja dijo...

En mí mando yo misma... que no es poco.

Anónimo dijo...

Si os gusta el tema, hay un libro que se llama Mi Triple Yo, o algo así, que habla de esa filosofía del Niño, el Adulto y el Padre (escuela filosófica de Palo Alto?, uy mi memoria va fatal). Yo tuve que hacer un trabajo sobre eso cuando estudiaba (hace años).
Pero es demasiado simplista, me falta mi Yo Neurótico, mi Yo Zen (que aparece de vez en cuando), mi Yo Marmota, mi Yo Revolucionario, mi Yo Hombre, mi Yo Mujer, mi Yo Asexuado....

Asturiana dixit

PRIMAVERITIS dijo...

Txabi, siempre a la greña, si.

blackberry: maduras, somos supermadurísimas tu y yo, tan maduras que nos vamos a caer del arbol.

lunallena, no te confundo no, lunallena y evaluna sois dos personas distintas, tu comenta chica, todo lo que quieras.

allen, pues barco sin timonel,
naufragio seguro oiga.

lunarroja, trampa, trampa, ¿que parte de ti misma?

asturiana: que bueno leerte! en estos momentos manda mi yo marmotísima, voy a quedarme dormida encima del teclado. En realidad y si lo piensas no es tan simplista, no.

Cora dijo...

Yo lo del estado de Padre, de Niño y de Adulto lo estudié en Teoría de la Comunicación, cuando estudiaba audiovisual... con lo que me gustaba la asigntaura y ahora tampoco consigo recordar a qué escuela pertenecía la teoría esa... Pero era muy interesante, según explicaba la mayoría de problemas de comunicación se producen porque, en vez de intuir en qué estado está el interlocutor y hablarle en consecuencia, nos dirigimos a él desde el punto de vista del nuestro. (Por ejemplo, tú estás en estado Niño e intentas convencer con argumentos emotivos a alguien que está en estado Padre y busca normas y argumentos cuadriculados).Vaya, ¿los libros de autoayuda se apoyan en teorías psicológicas válidas, o mi antigua profe estaba enganchada a lo Bridget a esos libros y nos los endilgaba en los apuntes?

PRIMAVERITIS dijo...

Cora: aunque tengan muy mala fama y los impriman con tapas rosas, los libros de autoayuda no son más que teorías psicológicas perfectamente válidas y "masticadas" para que las pillemos los no-psicólogos.

Eva Luna dijo...

Jooo no puedo comentar??
Nada nena, lo mio es todo pose, en realidad me levanto cada noche a las 5 de la mañana haciendome la zombi, me como 3 tabletas de chocolate con leche q engorda más, por la mañana me fustigo y vengo corriendo al trabajo y por la noche llamo a mis amigas para recordarles que sana es la dieta mediterránea...

Cuela?? no??
jo...

PRIMAVERITIS dijo...

eva luna: no, no cuela, es lo malo de los blogs, que acabamos sabiendo de que pie cojea cada una, o en tu caso, no cojea.

Eva Luna dijo...

nena, la astenia invernal está haciendo estragos en mi... pero me voy recuperando a marchas forzadas. En serio, nadie es siempre fuerte igual que nadie es siempre debil/niño/inconsciente.. sino, sería muy aburrido vivir no?

besos

Autoestima de Cucaracha dijo...

Sospecho que yo soy neurótica, pero espera un momentito que nos ponemos de acuerdo los tres. Y me parece que si hubieras puesto desde el principio el ejemplo del ojos-azules en vez del chocolate, aquí maduro ni uno.

marta marmota dijo...

El niño, el niño! ^^

lunallena dijo...

Estoy de acuerdo con autoestima, el tema chocolate se controla mejor que el chico de ojos...vamos a decir verdes...y también estoy de acuerdo con eva luna, nadie es inmaduro continuamente.

Porque ser inmaduro puede tener excusa...y muchas veces podemos confundir la inmadurez (ajena) con la manipulación, y eso se descubre al observar que en contra de la que creíamos, el contario en cuestión demuestra madurez total con el resto de seres vivos que habitan éste planeta, con todos mens conmigo.
Y una ya no sabe, si yo he heredado la inmadurez de mi progenitora, si soy inmadura por mi misma, o si lo que yo creía inmadurez de El era puramente estrategia para dominar, y se aprovecha de mi inmadurez.
En fín que no sé ná de ná.

Blackberry dijo...

Por alusiones: me he reído mucho con lo de "somos tan maduras que nos vamos a caer del árbol"

(Que sea en algún sitio blandito, para minimizar el golpe :))

anyeloso dijo...

He descubierto hace poco el precursor de los libros de autoayuda, El Arte de la Prudencia, de Baltasar Gracián. En un español un poco antiguo, me parece un pozo de sabiduría. Recomendable

PRIMAVERITIS dijo...

autoestima: es que si empiezo con el ojos-azules no hay quién se aclare, demasiadas variables.

Marta: Vale, yo también.

Lunallena: Ya lo hemos hablado, no es madurez es neurosis, a veces manda el adulto(cuando te crees que es maduro) a veces el padre(cuando te machaca y le da por los remordimientos) y a veces el niño(cuando cae a tus pies y te cuelgas de él) mejor ejemplo de neurosis no he visto en mi vida, la pregunta es ¿por que lo aguantas?

Blackberry: yo con mi culete ya tengo para amortiguar el golpe, además tengo entrenamiento.

Anyeloso: pues desarróllanoslo chico, ¿para cuando el anyeloso-blog?

lunallena dijo...

Pues sí, tienes razón...¡¡¡¡peeeero!!!!, soy débil.

escaped satellite dijo...

Ayyyyyy, los ojos azules...

PD. Yo soy Adulta, por supuesto.

itsasbeltza dijo...

¿Qué pasa? ¿No hay ningún reprimido por estos lares?

Y no me miréis con esa cara, que puedo prometer y prometo que comer chocolate, pan, mantequilla, azúcar, dulces etc... engorda una barbarité.

PRIMAVERITIS dijo...

lunallena: ya.

Escaped: si, si, adulta, ya somos tres a caernos del arbol.

Itsas: es que los reprimidos saben que no deben blogear en horas de trabajo.

gianis dijo...

a mí me manda el bakala con chándal.

Chocoadicta dijo...

Si leo el post con otro ejemplo que no sea el chocolate quizá pueda decir que me encuentro en una fase de madurez, pero si el protagonista es el chocolate entonces me tengo que clasificar en la de neurótica aguda... Quizás es que hay que aplicar la tabla dependiendo del tema a tratar, qué locura :))

PRIMAVERITIS dijo...

gianis: no me lo creo, seguro que lleva traje de marca y gafas de sol.

Chocoadicta: Ah! guapa! es que en los puntos débiles es donde se demuestra la adultez!! yo con los filetes de hígado me contengo de maravilla, mira tú.