29.8.07

ERECCIÓN

Está tumbado boca abajo en el sofá, solo lleva puesta una camiseta y al volver de la cocina no puedo evitar la tentación de sentarme a su lado y acariciarle el trasero

Mientras le toco pienso que tiene la piel más suave que conozco, él empieza a reírse y las caricias pasan de tiernos toques a algo entre la cosquilla y el pellizco, no puedo evitar un par de mordiscos en el costado que tengo más a mano, noto las costillas bajo la piel, está demasiado flaco pero se defiende con fuerza, esto empieza a parecer una pelea campal en toda regla

cuando consigue liberarse de mi abrazo y se da la vuelta me da tiempo justo de ver su erección antes de que se me eche encima a besuquearme e intentar morderme muerto de risa.


Creo que dentro de aquí a unos años me va a dar muchos quebraderos de cabeza mi gajito.

4 comentarios:

Txabi dijo...

Dejemos que el tiempo pase y siga su curso. Dento de un tiempito esta anécdota será motivo de alegría para otra persona.

Lo que es cierto es que tu gajito estaba pero que muy agusto.

palito dijo...

Ostras...

Amanda. dijo...

Eso es que está bien sanote, como tiene que ser.

Ole esos machos.

Tamaruca dijo...

¡Jajajaja!