18.5.08

DEBERES

Un deber es una obligación o precepto de necesario cumplimiento, que ha sido impuesto bien por algún poder externo al propio individuo (las leyes, por ejemplo), bien por la conciencia interna del sujeto (el deber moral), atendiendo a la racionalidad de dichas obligaciones. El incumplimiento del deber da lugar a castigos y sanciones, que también pueden ser de dos órdenes distintos: físicos, o morales y psicológicos.

Dado que me parece mucho concepto para meter en una sola palabra yo prefiero hablar de dos ideas que para mi son muy distintas, el deber es la obligación externa, la responsabilidad es la obligación interna.
Incluso dentro del concepto de deber necesitaría diferenciar entre la obligación que es cuando la imposición externa es de tipo legal, algo que está escrito en leyes y reglamentos, y el deber puro que responde a una exigencia externa de tipo moral, esas cosas que todos sabemos pero que no están escritas en ningún sitio.

Y una vez dejados claros los conceptos me posiciono:

-aceptar la responsabilidad es bueno, muy bueno, es lo que te hace estudiar cuando has decidido sacarte una asignatura, madrugar todos los días cuando has decidido conservar un trabajo y cuidar de tu hijo cuando has decidido tenerlo.

-aceptar las obligaciones es inteligente, aparcar correctamente, pagar tus impuestos, tener seguro en el coche, todas esas cosas que puedes estar de acuerdo o no, pero si no las haces te juegas problemas con la policía.

-aceptar los deberes es malo, hacer algo porque en algún momento alguien ha decidido que debes hacerlo es como mínimo de idiotas, ¿por que debo rechazar el sexo si me apetece? ¿por que debo sonreirle a la vecina si me cae fatal? ¿por que debo decir la verdad si no quiero que se sepa? y daros cuenta que hablo de actos que se hacen porque los impone una moral, no porque los haya interiorizado y elegido, en cuyo caso hablaría de responsabilidades y subiría a la casilla uno.

Y claro, el problema viene cuando para todas esas cosas usamos la misma palabra porque no le puedes decir impunemente a alguien que lo desprecias por cumplir su deber, porque te sale con ejemplos de responsabilidades y te hunde la argumentación.

¿algunos ejemplos de responsabilidades, obligaciones y deberes que se os ocurran para seguir depurando la teoría?

10 comentarios:

putobiologo dijo...

Ostras...

yo es que era de los que no hacían los deberes al llegar a casa...

jejeje


Pero prometo estudiarme a fondo las definiciones que propones :)

Anónimo dijo...

Buen tema:
Cuando sientes la responsabilidad de cumplir con tus obligaciones y deberes te has convertido en un hombre/mujer de los pies a la cabeza, buen día para todos, me siento en la obligación de ser amable en éstos lares.

blas dijo...

Esta si que ha sido una buena filosofada eh!

Que tal si te dejas de responsabilidades con tu propio concepto de moral y con las normas sociales y consideras que las barrersa a tu "relación" con el sibarita es un deber que no tienes (ni quieres) que aceptar.

¿Es este el ejemplo no?

Anónimo dijo...

AHORA SI QUE ME HE PERDIDO, quien es el Sibarita????

PRIMAVERITIS dijo...

Blas, por supuesto que ese es el tema, ¿hay otro en el mundo?
pero aparte de mi monotemaobsesión para contrastar mi punto de vista necesito centrarme en otros ejemplos con los que tenga alguna posibilidad de ser objetiva.

coco dijo...

Dios, me has hecho pensar y ahora me duele la cabeza. Sobre todo en el tema de rechazar sexo si apetece. Y es que no puedo dejar de pensar. En el sexo, me refiero.

Aprendiendo... dijo...

Supongo que cuando te refieres a deberes y obligaciones, te refieres sobre todo a las que tiene él, no? En cualquier caso, si me pongo en el lugar del Sibarita, no sé si me ayudaria mucho racionalizar esos conceptos, porque seguramente en la situación hay un componente emocional importante. Además, el concepto de responsabilidad, deber y obligación creo que es bastante subjetivo (y emocional, también) y a lo mejor él lo ve de otra forma...

PRIMAVERITIS dijo...

Que no, jo! que estaba intentando aclararme yo, que esto no lo he hablado con él y no creo que me meta en ese berenjenal, él tiene sus deberes, sus responsabilidades y sus obligaciones y se las apaña como puede con ellas, yo quería aclararme con las mías y con la idea de por qué hay veces que me parece fenomenal que la gente cumpla con sus deberes y hay veces que me parece estúpido, por eso he llegado a que en realidad la palabreja engloba cosas muy distintas.

luna dijo...

Cada uno cumple con las obligaciones que debe cumplir porque no le queda más remedio que cumplir...y cada uno cumple con las obligaciones que qiere cumplir y entonces no son obligaciones , si no un placer cumplirlas.

Y de eso tenemos todos mil ejemplos que poner.

No se si respondo a lo que preguntas.

Anónimo dijo...

A mí las responsibilidades me pesan, pero como las he escogido yo misma por pura sintonía, no puedo vivir con otras. Mi idea es que si las cosas salen bien en tu propia sintonía, entonces sí puedes llegar a ser completamente feliz.

De momento no me ha ocurrido, pero para eso, para mi pesar, soy irracionalmente optimista.

No si sé estás en las mismas?

Es que cuando estás en una situación así, el suspense te obliga a especular constantemente. Aquí sale el factor Tiempo, un concepto que que a mí personalmente me fascina.

(También estoy filosófica hoy: hace un rato me ha llamado mi amigo "decadente", y he empezado a beber muy pronto).

P-S