30.9.08

MANDATO BIOLÓGICO

pese a que queramos olvidarlo, bajo la pátina de civilización, más o menos gruesa según lo bruto que sea el personaje en cuestión, no somos más que animalitos con un mandato instintivo.
el de creced y reproduciros.
de lo de crecer ya se ocupan nuestras madres, y habitualmente lo consiguen pese a los litros de lágrimas derramados frente a un plato de ensalada, o tomate, o pescado, o el alimento en cuestión que haya amargado nuestros felices años de infancia y crecimiento.
el lío empieza cuando empezamos con la siguiente tarea, la de reproducirnos.
en principio es fácil, te buscas a alguien del sexo opuesto, te emparejas, jugueteas un poco y zas, te reproduces, si la cosa va bién te pones de acuerdo fácilmente, la mujer pare y cuida al niño y el hombre trae las lentejas o el mamut a casa y se pone en la entrada con el garrote para que nadie le discuta la transmisión genética.
y eso es instinto natural, y todo lo que sea salirnos de ese guión es una vía rápida a la depresión
así que resumiendo, la obligación del hombre es ser económicamente solvente para proteger y alimentar a la familia y la de la mujer es ser sexy y fértil para atraer al hombre y quedarse embarazada.
¿que pasa cuando la religión, la sociedad, los complejos y toda esa mierda interfieren? pues que hay hombres que dejan de mostrar interés sexual por sus parejas, y chicos, esa es una putada de marca mayor.
todo el mundo reconoce que cuando un hombre se queda en el paro y no puede llevar pasta a casa tiene todo el derecho del mundo a agarrar una depre de caballo, por más que su mujercita le diga hasta el aburrimiento que son las circunstancias mi amor, no te preocupes que yo te mantengo churry, eres maravilloso y el hombre de mi vida y tarara, tarara, tarará. que no, que se deprime igual.
pues cuando una mujer no consigue atraer a su hombre a su cama le pasa lo mismo, nos sentimos que fallamos en nuestra obligación principal, la de ser sexys para poder engendrar, solo que nadie admite que te deprimas porque tu hombre es un caballero y te respeta
¡y una mierda!
hombres del mundo entero, enteraros, negarnos nuestro derecho biológico a seduciros es una cabronada de marca mayor, vuestro papel es intentarlo y, si no cuela, pues os lo tomáis con filosofía y os vais a cazar otro mamut o a echar un partido de fútbol, pero por favor, dejar las neuras fuera de la cama.

13 comentarios:

marijó dijo...

y a ver si se entera el sibarita! muy buen post!

Ana dijo...

Me ha gustado mucho. Lo que pasa es que todo cambia y ahora el mamut lo traemos nosotras y ellos son sexis. Pero ya ves la tarea de la reproducción sigue siendo nuestra y la depresión pos parto de ellos...
¡mierda vida!

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Panpoxi dijo...

Más razón que un santo... Pero ahora nos toca traer el mamut, estar sexys, cuidar de los niños, estar con el garrote en la entrada... Chica, no entiendo qué hacen ahora los hombres.

nitroglicerino dijo...

Dicho lo cual y con el consejo bajo el brazo este fin de semana putearé a unas cuantas haciéndome el duro :P

Caótica dijo...

Pues yo me deprimo igual si estoy en paro.

blas dijo...

¡Ay Prima!

Va ser que desde los tiempos del Mamut ha habido mucha evolución (para lo bueno y para lo malo) seguro que a aquell@s antepasados nuestr@s no les quedaba tiempo ni para deprimirse...

Creo que el último parrafo te ha quedado un poco egoista ¿no? si hay evolución hay que tomarla con todas sus consecuencias.

No obstante me he reido mucho con ejemplo y voy a ver si encuentro donde dejé el garrote por si hay ocasión...

Cuca dijo...

Y si tienes el instinto a por uvas y te conmueve antes el llanto de un gatito que el berrido de un bebé?

Dónde me deja ésto?

Caótica dijo...

Eso te deja en que simplemente eres una persona, y como perteneciente a la especie humana eres un animal racional, que responde a muchos más mandatos, más influencias que las puramente biológicas.

Eva Luna dijo...

Debe ser que desde que los mamuts viene envasados en cómodas bandejitas blancas, las mujeres han decidido follar sin tener porqué querer reproducirse, lo que me parece excelente porque está el mundo como para criar miles de niños sin padres en la puerta...

Poliwhirl dijo...

Joder, llevo Mucho sin leer tu blog, por no tener tiempo, internet, etc, y ahora me encuentro esto, justo cuando me tengo que ir corriendo a buscar a la niña.

Por qué no te acercas un fin de semana por aquí, a cambiar de aires? El finde del 10-12 octubre lo tengo reservado, pero cualquier otro...

Ya me dirás algo.

Un abrazo

B.B. dijo...

No me ha gustado nada este post no se porque, quiza por que a mi me han rechazado en un par de ocasiones y me senti fatal, pero unirlo a la reporduccion... no se...no me ha gustado.

Aspective dijo...

Es curioso. Si yo mantengo alguna teoría similar a esta (que va a ser que si) me llamarían, por lo menos, machista retrógrado...