18.9.08

REVELACIONES

- yo no quiero que sufras
- pues eso no está en tus manos, déjame en paz gestionando mis neuras y ocúpate de tu felicidad
- pero yo quiero hacerte feliz
- si, claro, a mi, y a tu mujer, y a tus hijos, y a tus empleados, y a media humanidad, pero si ocupas el 99% de tus energías cuidando a otros no queda nada para ti y tu principal obligación es gestionar tu vida, además te esfuerzas mogollón en cuidarnos dándonos lo que tu necesitas para ser feliz, pero eso no es necesariamente lo que nosotros necesitamos, para ti es vital la seguridad y para mi está muy abajo en mi lista de prioridades así que eres desgraciado porque no puedes darme algo que yo no quiero y ¡Bingo! los dos perdemos.

Se me ha quedado con cara de alucinado y me ha dado las gracias,
mierda!!! no se que tecla he tocado.

15 comentarios:

Amanda dijo...

Tranquila: te ha dado las gracias porque no te ha entendido nada. Los hombres son así. Cuando no entienden un discurso tan profundo e inteligentemente hilado, o te dan las gracias o te dicen "lo siento."

Por cierto,sé más dura con él, que tú también le dices un poquito lo que él quiere oir. Dile la verdad, y dile que si te quiere hacer feliz que se separe y se deje de hostias. Eso sí lo entenderá. Aunque su reacción sea que salga corriendo después de ello.

blas dijo...

Ja,ja

La tecla del desconcierto...

Venía de bueno y le has dicho "jilipollas" a la cara, así que ha optado por la retirada a tiempo.

Creo que le has expresado claramente tu frustración al respecto de su comportamiento aunque no creo que la manera de hacerlo contribuya al fin que pretendes.

Sandra dijo...

Oy oy oy q paja mental te estas haciendo!.

teatrera dijo...

Sé que me repito, pero ¿acaso no piensa dejarte en paz?

Por cierto, vuelves a currar con él o no?

PRIMAVERITIS dijo...

oh si, curro con él, cinco días a la semana.
¿y quién no deja en paz a quién?

Laura dijo...

jo pues a mi me parece que se lo has puesto a huevo, hablando en plata. Lo que le has dicho es que lo que tu quieres es lo que él no te puede dar, y oye, para qué sufrir, mejor dejarlo. Y él ha pensado, "¡guay! se acabó el lio y sin dramas". Los tios son tontos, sí

Marina dijo...

Fo.
Qué cansancio de hombres, te lo digo de verdad.
"Yo no quiero que sufras" es una alternativa al "Yo quiero lo mejor para ti". ¡¡Mentira!! Tú quieres lo mejor para TI (como todo el mundo, por otra parte), y si coincide con lo que es mejor para mí, bien, y si no, te sientes culpable y lloriqueas para que yo haga de pseudopsicóloga idiota y te desculpabilice.
De verdad, es que me tienen frita. Es que nuestro problema es que cuando tenemos este tipo de charlas con ellos creemos que avanzamos, que conseguimos intimidad, que les aclaramos las ideas, y no nos damos cuenta de que lo que hacemos es, una vez más, seguirles su jueguecito autocomplaciente a inmaduro en el que el mundo sigue, una vez más, girando a su alrededor.
Yo estoy harta de la empatía, y de dar sin esperar, y de decirle que se preocupe de sí mismo y que ya me preocuparé yo de mí.
De lo que tengo ganas realmente es de gritarle que Se Espabile, que se plante en mi balcón a las tres de la mañana a decirme que me quiere, que me diga que no hay ni ha habido ni habrá sobre la faz de la tierra una mujer como yo y que lo tiene CLARO CLARÍSIMO.
En fin, estoy desvariando y no sé si esto tiene ya algo que ver con tu post xD Es que estoy un poco quemada últimamente.
Besos.

Anónimo dijo...

Si desvarias, si, y mucho.

Buen finde.

alma gemela.

Nekki, escritora dijo...

Creo que tu Sibarita es un lobo con piel de oveja despues de todo... a mi me suena a "manipulación".

Esos discursitos de "no te puedo dar lo que quieres" "quiero que seas feliz" siempre me han parecido estrategias para conseguir precisamente la resignación de la chiquilla insistente y pueda poner la relación a su favor, para que la amante acepte todo sin quejas...

Saludos!

Ana dijo...

"Yo no quiero que sufras por mi" esta frase a lo largo de este año la he oido tres veces.
1.- cuando me declaré (por que lo hice yo)
2.- Cuando le habían ascendido y no me lo contó el sino que lo hizó una compañera, yo le recriminé me fuí al baño y lloré (el sigue diciendo que pensó que me la había dicho)
3.- El día de el polvo "cojonudo" y perdonar la expresión que cuando nos estamos vistiendo y yo voy a besarlo me retira la cara. 2 horas más tarde me llama y yo era un mar de lágrimas. Frase de disculpa "yo no quiero que sufras por mi y es más prefiero ser tu amigo por que valoro mucho tu amistad a ser tua amante"
¡Mierda! ¿sabran lo que hacen y lo que dicen?

Anónimo dijo...

Ana, si te retira la cara es porque te debe hacer mal olor el aliento, has ido al estomatólogo???
y referente a la disculpa pienso que en ésos momentos es cuando se deberia poner punto y final a una relación, lo demás es forzar la situación.

Jaime

Ana dijo...

Perdona Jaime, tengo una boca muy, muy sana, no me huele el aliento y según el es que tiene defectos de fabrica y los labios muy pero que muy sensibles.
En cuanto a la disculpa me come la moral, llevo intentando poner fin a la relación desde el ascenso hace un año y me resulta imposible por que además de mantener una relación con el de tipo sentimental, antes de eso ha sido un buen amigo, ha sido mi jefe y es mi profesor.
Ahora rompe con todo eso.

luna dijo...

Yo sólo pude romper, cuando rompío el conmigo.

El se cambió de "mansión" y no me lo comunicó, se cambió de coche y me sorprendió un día en el aparacamiento viéndolo salir de un vehículo nuevo...le ascendieron y no me lo dijo... se marchaba ese fin de semana diez dias a Londres y no me lo comunciaba, le pillé yo la reserva de billete en su PC...tenía ya su ruta por Italia para dos meses después y me enteré por una conversación, mampara por medio con otro compañero...y cuando al final exploté por todos lados, me dijo que no entendía mi actitud, que no me podia dar lo que yo le pedía ???????????????? y me dejó.

Ahora y después de un año, sigue carcomiéndome el recuerdo de lo que vivimos que para el no parece tener importancia, y sobre todo de que ahora el viva tan felizmente.

Así pues, te deseo suerte.

Adela dijo...

Pienso que muchas veces somos nosotras las que no queremos o no sabemos entender las frases que nos dicen. "No quiero darte lo que tu quieres" además de pronunciarla ellos debemos aceptarla y no seguir insistiendo y alargando esas relaciones. Yo también he pasado por ahí y sé que es difícil y doloroso pero vale la pena dejarles claro que "yo tampoco quiero darte lo que tu quieres" que es una doble vida. Ahora bien, planteate qué es lo que tu realmente quieres, si quieres ser su amante ya sabes lo que puede/quiere ofrecerte.

PRIMAVERITIS dijo...

NOTA PARA EL PUBLICO:
El sibarita y yo NO somos amantes, de hecho ni nos tocamos.