23.2.09

TOCANDO FONDO.

El otro día celebraban en el cole del Gajito el carnaval
eso consiste en que nos dan a las madres unas cuantas bolsas de basura, fotocopias de dibujos para pegarles encima y un croquis de como debe de quedar el invento al final para que te busques la vida y con eso saques un disfraz
este año tocaba planetas, satélites, estrellas y cohetes espaciales, una juerga.
asi que hice los deberes y el dia en cuestión el Gajito tenía su modelazo preparado, ahora en el cole les tocaba ponerselo a todos los críos y salir a hacer el paseíllo por el barrio para que mamas y abuelos les hiciéramos fotos, klinex para la baba imprescindible
así que organicé mi horario laboral y sin comer ahí que me planté, cámara en mano para inmortalizar el momento.
como llegué pronto me tropece con la comitiva de los del colegio de al lado que se apuntan al desfile del nuestro, lo primero que pensé es que se lo habían currado mogollon, son poquitos niños, todos de la mano de los monitores, y unos cuantos iban en unas super carrozas en forma de naves espaciales, preciosas.
hasta que se me cayó el alma a los pies cuando me di cuenta de la razón de esas carrozas tan curradas, eran las sillas de los niños paralíticos cerebrales que, obviamente, no van andando, y los niños de la mano son los down, autistas y los otros futuros compañeros un día a la semana del Gajito. casi me muero.
en ese momento a una mamá se le ocurrió saludarme y preguntarme que que tal, claro, me dió el ataque de llorera y a la pobre le conté lo que me pasaba, afortunadamente enseguida encontró una forma de alejarse de la zona de desastres generalizados y me dejó sola con mi paquete de pañuelos,
en fin, de alguna manera conseguí que se me pasara y me planté en el camino de la procesión infantil dispuesta a, al menos, hacer fotos.
que monos todos, los chiquititos con sus maracas
todos disfrazaditos,
una clase, y otra, y otra, todos tan ricos, tan habladores, tan atentos, de dos en dos de la manita, hice algunas fotos porque estaban para comérselos
y al fin vi a lo lejos la profe de mi nene, de la mano de la niña ciega, que bien, me dije, el gajito va integrado con el resto y no de la mano de la seño como de costumbre.
en cuanto me vió se le cambió la cara
se apresuró a informame
- Gajito va al final, no le ha dado la gana de disfrazarse, solo ha querido ponerse el gorro.
y efectivamente, ahí iba Gajito, enfurruñado de la mano de otra profe, el único de todo el colegio que iba sin disfraz.
y ahí ya se me apoderó todo, me tuve que ir corriendo al coche llorando como una loca, lloré por su disfraz, por el sibarita, por El, por el Titular, por todas las veces que quiero que mi niño sea distinto, por todas las veces que quiero que mi vida sea distinta.
lloré casi una hora escondida en el coche hasta que me quedé sin lágrimas para una temporada.
o al menos eso espero

15 comentarios:

Anónimo dijo...

joder, prima, cuanto siento la racha, casi tanto como la mia. Estoy como tu estabás cuando empezaste el blog; sé que tengo que divorciarme pero....bueno pues eso, copiándote descaradamente la expresión, haciendo círculos concéntricos.
Mucho ánimo, y creo que todas tenemos que darnos el homenaje de pensar en que nuestra vida podría ser distinta, incluso con respecto a los hijos por maravillosos que sean y por mucho que los adoremos. A veces es el empujón que hace falta para ponernos en marcha.
Lo que denota Gajito es que carácter tiene, a lo mejor ese es el principal problema.
un beso muy fuerte
maría

esther dijo...

Hola, sigo tu blog desde hace un tiempo, me suscribí porque la historia con sibarita me pareció de los más graciosa, de eso ya hace un tiempo, ahora es como si te conociera y ultimamente el problema de tu niño me acongoja. No tengo hijos pero se que los tendré algún día, si me pasase lo que a ti yo también lloraría en el coche una o dos horas para desahogarme. No es el fin del mundo pero ¿que madre no se preocupa por su hijo? Gajito como tu le dices, superará esta fase, estoy convencida, aunque estoy segura que a ti te va a costar mas que a él. Paciencia supongo es lo que hay que usar en estos casos. El hecho puntual de negarse a disfrazarse a mi me parece una rabieta comun de lo mas normal, yo tuve cientos (menudo caracter tenía). Un fuerte abrazo, y mucho ánimo, tu eres su roca.

aliere dijo...

Hola Primaveritis, al leer tu entrada se me han venido varias cosas a la mente. La primera mandarte un fuerte abrazo aunque sea virtual y de una desconocida. Y la segunda preguntarme si realmente es tan malo negarse a ocupar el sitio que nos corresponde en el desfile, con el disfraz que nos han asignado, hacer lo que hacen todos... o tener la personalidad de ser diferente. No es una pregunta fácil, estaba dándole vueltas cuando recordé este precioso cuento que leí hace tiempo y que te copio:

"Gigantes, Brujos y Enanos era el juego al que se iba a jugar.
Encargado de unos ochenta niños de entre siete y diez años, mientras sus padres estaban realizando tareas propias de su condición de padres, hice formar a mis tropas en el salón de actos de la iglesia y les expliqué el juego. Es una versión a gran escala de Piedra, Papel y Tijeras, y requiere cierta toma de decisiones intelectual. Pero el verdadero objetivo del juego es hacer mucho ruido y correr de un lado a otro persiguiéndose hasta que nadie sabe en qué bando está o quién ha ganado.
Organizar todo un salón de pequeños estudiantes encerrados allí en dos equipos, explicarles los rudimentos del juego, lograr un consenso sobre la identidad del grupo, todo esto no es grano de anís, pero lo hicimos con buena voluntad y nos dispusimos a iniciar el juego.
La excitación de la caza había alcanzado un punto crítico. Yo grité:
-Tenéis que decidir ahora lo que sois: ¡un GIGANTE, un BRUJO o un ENANO!
Mientras se formaban los grupos, consultando frenéticamente en voz baja, sentí que alguien tiraba de la pernera de mi pantalón. Una niña pequeña me está mirando y me pregunta, con una vocecilla preocupada:
-¿Dónde han de estas las Sirenas?
Una larga pausa. Una pausa muy larga.
-¿Dónde han de estas las Sirenas? -le digo.
-Sí. Mire, yo soy una Sirena.
-Las sirenas no existen.
-¡Oh, sí, yo soy una!
No le interesaba ser un Gigante, o un Brujo, o un Enano. Sabía cuál era su categoría. Sirena. Y no estaba dispuesta a abandonar el juego y plantarse contra la pared, como habían de hacer los perdedores. Quería participar, en el bando al que se adaptasen mejor las Sirenas en el esquema de juego. Sin renunciar a su dignidad ni a su identidad. Daba por sabido que había un lugar para las Sirenas y que yo sabría donde estaba.
Bueno, ¿de qué bando están las SIRENAS? ¿Todas las «Sirenas», todos los que son diferentes, los que no se adaptan a la norma y no aceptan los compartimientos y las casillas disponibles?
Contesta a esta pregunta y podrás construir una escuela, una nación o un mundo sobre ello.
¿Cuál fue entonces mi respuesta? De vez en cuando digo la cosa adecuada.
-La Sirena debe estar aquí, ¡junto al Rey del Mar! -le digo. (Sí, junto al Bufón del Rey, pensé.)
Y allí nos quedamos, tomados de la mano, revisando las tropas de Brujos y Gigantes y Enanos mientras corrían desordenadamente.
A propósito, no es verdad que las sirenas no existan. Conozco personalmente al menos a una. La he tenido tomada de mi mano.

Robert Fulghum"

Anónimo dijo...

El día que asumas lo que tienes en tu vida, no solo con tu hijo, ese día, todo cambiará, ya lo verás. Ahroa lo único que haces es negar lo que te rodea ... ya verás como un día, el día que asumas lo que tienes, igual que otros tenemos otras cosas, ese día empezarás a disfrutar de lo que te rodea.

Maria ( Teruel )

PRIMAVERITIS dijo...

Anónimo: el día que me resigne a que la vida me lleve en vez de llevar yo mi vida dejaré de estar viva. feliz igual si, pero muerta en vida.

Caótica dijo...

Primaveritis, no creo que María te esté diciendo exactamente que te resignes.

Por cierto, ánimo con todo.

Anónimo dijo...

un abrazo y mucho ánimo....

B.B. dijo...

Mi sobrina tampoco la salio del moño disfrazarse, y no la gustan los payasos y odia la mascaras, y la da miedo todo.
De momento no la has diagnosticado ninguna disfunción, solo que es mas cabezota que una piedra y mas chula que un 8.
Quizá algunas veces se nos juntan otras cosas, y vemos mas problemas de los que hay.
Antes de acudir a varios especialistas no pongas las tiritas, ni los nombres a cosas que quizá no sean tan así.
Creo que eres tu la que no esta pasando un buen momento, quizá tu también tengas que ir a un profesional, nunca viene mal, pedir ayuda.

Anónimo dijo...

Hola Prima!

Me llamo Mar y soy educadora infantil, tambien estudiante de Pedagogía.
Hace muchos meses que te sigo (te descubrí por los enlaces de Amanda)
y me gusta mucho la manera que tienes de explicar las cosas y como compartes con todos tu cootidianedad.
Solo queria darte mi apoyo y de algun modo tranquilizarte, pienso que en el colegio de tu hijo estan haciendo lo correcto y que es muy adecuado que lo traten educadores especializados e incluso que es positivo el tema de la escolaridad compartida...Es decir,tu hijo solo tiene un leve problema que estan tratando a tiempo, estoy segura que podra tener una vida totalmente normal,plena y feliz.
Yo misma de pequeña tuve un principio de dislexia y fui tratada por las profesoras de educacion especial (y si, tambien separada unas horas de mi grupo) y eso no me ha causado ningunt trauma, y ya ves, he podido ir a la universidad e incluso dedicarme a educar!
De verdad Primaveritis, eres muy valiente y lo estas haciendo muy bien.

Un beso.

Amanda. dijo...

Pues distinto lo fue: todos los niños como corderitos disfrazados y el tuyo tuvo personalidad suficiente para decir que a él eso le parecía una chorrada y él iba con un gorro y punto.
Ole sus... pelotitas.

Misspink dijo...

Ah que voy para allá a darte un abrazo grande y tomarme un café contigo?
Así que anímate por fi sino uhmm...

;)
Un besito
Misspink

Maria de Teruel dijo...

Entre que la vida te lleve, y ver la vida que tienes y luchar por mejorarla hay un mundo. Tú confundes las cosas que no dependen de nosotros como las enfermedades con las cosas qué podemos elegir como un trabajo. Hay cosas que hay que aceptar .. puedes luchar por un trabajo mejor, y podras luchar por una mejor calidad de vida de tu hijo, solo cuando veas lo que tienes. Ahora solo te lamentas de tu fortuna... y eso, si me permites, deberias cambiarlo

Aprendiendo... dijo...

Buah, si cosas como que no quiera seguir la manada significaran algo, mi hermano hubiera sido diagnosticado de todo de pequeño. Era tan terrible, que todos en el pueblo aún se acuerdan de él... Posiblemente hoy le habrian diagnosticado hiperactividad, y en los 80 simplemente era una pesadilla de niño! Con eso no quiero quitarle impostancia al asunto ni nada... Pero piensa que seguramente el Gajito será como la Mar que te ha escrito antes, que con un poco de ayuda será perfectamente normal! Positividad, positividad!!

teatrera dijo...

Y una no sabe ni qué decirte.

Aspective dijo...

Lo lamento.
Recibe un abrazo fuertote, de oso.