18.3.09

CONDUCIR

El Sibarita me dijo el otro día que cuando se mete en el coche se pone a darle vueltas a la cabeza, que es su "sitio de reflexión"
el sábado otro amigo me contó exactamente lo mismo, y me preguntó que si a mi no me pasa,
pues no.
pero recuerdo que cuando iba a separarme que si que lo hacía, las grandes reflexiones eran conduciendo, hasta llorar a veces.
solo que ahora no tengo grandes preocupaciones, estoy donde quiero estar y las pocas cosas que serían mejorables o no son muy importantes o no está en mi mano cambiarlas, así que vivo el día a día y cuando conduzco me limito a disfrutar de las flores de los ribazos, los árboles y el color del cielo, que lo mismo me da que esté gris, que azul, que nublado, a mi me chifla el cielo de cualquier manera.
supongo que esto es ser feliz

7 comentarios:

VERONICA dijo...

A MI HERMANA TAMBIEN LE PASA, YO NO CONDUZCO PERO MI SITIO PARA PENSAR TAMBIEN ES ITINERANTE, ME VOY A ANDAR AL CENTRO

luna dijo...

Una de mis reflexiones hace muuuuuchos años mientras conducía, bueno reflexión, iba posesa por una jugarreta que me había hecho mi "ex" e iba a agarrarlo del cuello, me costó saltarme un ceda, venía otro a 200 por hora y mi coche casi lo empotró contra la carnicería de la esquina, no pasó nada, afortunadamente, solo el seguro a todo riesgo me odió un buen tiempo.

Y otro día tamibén pensando.... me debí poner a 200 por hora, por dentro y por fuera, también camino de su lugar de trabajo, y me vino una buena multa, que pagué sin que nadie se enterase, pero eso ya no lo crubía el todo riesgo, así pues...

Nunca mais.

Resumiendo: en el coche a lo que estamos. si además eres feliz, pues mejor que mejor.

Buen día.

Melora dijo...

Pues a gozar de tu felicidad....

perdida en la red dijo...

qué bonita es la felicidad ... pequenyo tesoro !!!!

a seguir conducción mirando el frente .....

besicos

PS: lo de los ribazos me ha encantado... era como estar en casa

Amanda. dijo...

Conozco más de uno que lo hace así. Supongo que no tiene nada que ver con ser feliz o dejar de serlo, con estar ansioso o no. Es a veces el único espacio en que estás solo, en que nadie te molesta, en que sabes que tienes un momento sólo para ti.
Otro lugar alternativo es el WC pero tiene bastante menos glamour confesar que allí se pone uno a pensar.
Yo tengo la suerte de no tener ninguna necesidad de pensar en nada en particular, así que cuando conduzco pongo la radio y listos.

vix! dijo...

a mi me pasa cuando voy en moto. me llega incluso para calcular de cabeza las variaciones de la hipoteca en función de la amortización o de los cambios del tipo de interés.

Anónimo dijo...

Joer..pues yo debo de ser medio lela porque con lo de conducir ya tengo suficiente, como para además pensar!