11.5.11

LO QUE ENAMORA

Tengo una nueva amiguita, y claro, cuando empiezas una relación, pues se habla mucho.
y las chicas hablamos aún más.
así que hemos estado contándonos nuestra vida, con especial atención a los ligues pasados, presentes y futuribles
y nos hemos dedicado a filosofar
las dos estamos de acuerdo, para enamorarnos un tío debe emocionarnos.
bueno, primero el chaval tiene que estar bueno, no vamos a engañarnos
a ella le gustan fibrosos, melenudos y sensibles, a mi altos, calvos e inteligentes, aunque creo que hay una zona intermedia en la que a las dos nos gustaría el mismo, eso puede ser un problema.
pero este criterio solo sirve para el primer par de semanas, unos polvos, unas risas y, o hay algo más, o cada mochuelo a su olivo.
ese "algo más" es lo importante, y es que nos tiene que remover las emociones
ya digo, para bien o para mal, puede ser que nos enseñe cosas de la vida que no conocíamos (véase mi cuelgue con el sátiro), puede ser que tenga una personalidad difícil que nos provoque la curiosidad, o que nos mime, cuide, agasaje y fascine..... yo que se, cualquier cosa menos que nos deje indiferentes. la indiferencia no hay cuerpazo ni técnica sexual que la arregle, ahí están esos "buenos chicos" que son monísimos, y un encanto..... pero..... jo, que aburren.
¿y a ellos? ¿que les enamora a ellos?
partiendo de lo obvio, igual que a nosotras, que la chica les guste físicamente, pero después.... ¿que?
se admiten sugerencias

17 comentarios:

torosolitario dijo...

Pues la verdad es que me imagino que algo parecido. Primero tiene que haber un "encaje en el molde" de tus gustos. Y pueden encajar fisicos distintos. Pero luego, lo fundamental es que esa persona te enganche con algo especial: las risas, la conversación, su inteligencia (tanto emocional como racional), y que sus intereses más o menos encajen con los tuyos. Sobre todo esto último ha hecho que no me haya entendido con varias chicas, ellas buscaban una pareja "definitiva", yo, después de un desencuentro con mi ex de 24 años, no estoy todavía ni mental, ni emocionalmente preparado para eso. No se si me he explicado bien. Ah, y felicidades por tu pérdida de peso. Se lo que se pasa en los famosos efectos yo-yo. un besote.

Anónimo dijo...

aclaración: la ex no tiene 24 años, si no que fue el tiempo en que estuvimos juntos. En tus palabras, la ex-titular mía. ;-)

Xana dijo...

Yo digo que es una cosa de piel. porque al margen de aburridos, o groseros, o esas cosas insalvables, pues hay algo que si lo tiene pues te ciegas y ya no ves los defectillos
y yo he descubierto que savo raras excepciones lo se enseguida si puede haber quimica o no. Luego puede que ocurra de todo,... pero si no hay eso... ya es impensable, un beset

Anónimo dijo...

Pues lo que más engancha, siendo sinceros desde el anonimato??
Pues que pasé de ti, pero que no pase, ahora si ahora no.
No hay ego masculina que se resita a no querer ser el seleccionado.
En otras palabras y por duro que sea que en el 2011 hablemos asi, las abuelas tenían razon: "date a valer" "no les des todo" "dejalo siempre con la miel en los labios""que nunca crea que te tiene del todo"
Que horror!! y qué cierto

Anónimo dijo...

Pero qué santa manía con lo de que si las mujeres esto y los hombres aquello.

lunallena dijo...

¿Será cierto aquello de... si tú pasas de mi yo correré detrás de ti?
Jooooo, que alguién me diga que eso no funciona nunca por favoooooor!!!!!!!!!!!!!!!

Princesa dijo...

lunallena eso es una gilipollez, ni lo intentes.

Dina dijo...

A mi lo que me enamora es que me hagan reir... y que sean capaces de ser espontaneos y que sepan improvisar

lunallena dijo...

Princesa, ya me parecía a mí!!!!!

Gordi dijo...

Hijita, si tuviera la respuesta la vendería a precio de oro.

Amaranta dijo...

Tanto como que no funciona es un poco arriesgado decirlo, más que nada porque el BDSM en su versión femenina se basa en eso, en tener al sumiso más caliente que el mango de una sartén para que te complazca en todos tus caprichos mientras lo dejas a dos velas.

El ir poco a poco es una forma de manipulación muy efectiva. Otra cosa es que haya mujeres que no nos guste manipular, pero que las hay y que les funciona es un hecho. Eso a los tíos les vuelve locos literalmente.

Anónimo dijo...

Considero que Amaranta tiene absolutamente toda la razón.

PRIMAVERITIS dijo...

Amaranta: parece que sabes de que hablas ..... ¿información sobre BDSM femenino, please?

Euclides dijo...

No se si estamos confundiendo conceptos: atracción, sensualidad y amor, entre otros.
Lo que atrae primero (hablemos desde mi perspectiva de hombre) es el físico, claro está, pero dentro de esta categoría está la perfección estética, que puede resultar fría, o está algún rasgo que destaque y haga especialment atractiva a esa persona: puede ser su cara, su gesto, su estilo o algo más indefinible. Esto enlaza con la sensualidad; algunas mujeres tienen esa cualidad, supongo que análoga a la del macho que fulmina y derrite con el gesto o la mirada.... (no os hagais ilusiones, ese no soy yo).
Explicar el porque nos enamoramos me parece ya imposible de explicar.... yo creo que las sensaciones nos dominan y el espiritu vuela aunque el resultado sea estamparse contra la pared de la indiferencia.... Eso por mi parte.
Debo confesar también mi estupefacción por algunos enamoramientos de mujeres hacia mi persona. Me han quedado grabados algunos a mis veintitantos, especialmente porque se enamoraron de mí sin conocerme más que de vista.

Amaranta dijo...

Hubo un tiempo Primaveritis que investigué en la red sobre BDSM, hay una página en particular de una Ama que es www.anaserantes.com donde una mujer relata sus experiencias y además trae artículos de una mujer muy conocidad en EEUU, a parte de dar su visión personal.

La verdad es que fue ameno mientras duró, la chica al final cerró la web, pero si quieres leer lo que hasta la fecha está escrito allí sigue.

Caótica dijo...

Y digo yo, eso de que "para enamorarnos tiene que emocionarnos" no es tremendamente redundante?

Porque, según yo lo entiendo, el enamoramiento es emoción, ¿no?

Anónimo dijo...

Líate con tu amiga. Simple.