29.9.11

APEGO 1

1.

Estoy leyendo un libro, Maneras de Amar, me está resultando fascinante y, sobre todo, utilísimo en este momento de mi vida,

Trata de los tres estilos de apego (de amar) en la vida adulta, el ansioso, el seguro y el evasivo

El seguro es lo de siempre, esa asquerosa gente que es capaz de tener intimidad sin preocupaciones, esos que se emparejaron con veintipocos y que celebrarán las bodas de oro sin más problemas que los que les envíe la vida, creo que solo he conocido a uno, el sibarita, y no estoy muy segura, en cualquier caso lo cierto es que sigue casado

Y luego estamos todos los demás que vamos metiendo la pata en el amor

Los ansiosos son los convencidos de que todos sus problemas amorosos son su culpa, que tienen que currarse las relaciones y que nunca les dan el suficiente amor, son esos que siempre piden demasiado y agobian al otro con su petición constante de muestras y palabras de amor, los que llaman diez veces al día y les entra un jamacuco como no les contesten al noveno mensaje, de mis últimas parejas, encajan perfectamente el clavito y el charrinas

Los evasivos son los que se creen que nadie es lo suficientemente bueno para ellos, que lo principal en una relación es la libertad y que existe ahí fuera un alma gemela que será su amor perfecto y que cuando la encuentren todo irá sobre ruedas, o que nadie estará jamás a la altura de ese ex con el que comparan a todos, para alejarse se dedican a criticar a su pareja por cualquier nimiedad y a esquivarla en la medida de lo posible, ejemplos en mi vida, el titular, “El”, el quitapenas, el sátiro y el tío bueno.

y por que importa esto? Pues porque si se juntan dos inseguros, lo más probable es que la cosa no funcione, el libro trata sobre todo de la unión ansioso con evasivo, es la pareja que todos conocemos donde uno va persiguiendo siempre al otro y cuanto más pide uno, el otro menos ganas tiene de dar, y da pistas para mejorar la situación…. lo malo es que no habla del evasivo-evasivo que es lo que me importa a mi de verdad, así que tendré que buscar mas información

Para no meter un rollo demasiado largo, ¿vosotros en que categoría os sentís? ¿con que pareja estáis? ¿funciona la pareja? Si no funciona, ¿Por qué? ¿Qué le pedís al otro que no os da? ¿creeis que es por vuestro/su tipo de apego?

Va, venga, pronunciaros, a ver si el libro da en el clavo.



11 comentarios:

Princesa dijo...

Uy nena, eso se queda demasiado corto, diría segura pero mi relación es una mierda, así que no vale, ansiosa ni de coña, evasiva, bueno quizás, pero tampoco lo veo....nada, a mi no me encajan.

Marina dijo...

¡Guapa!

Es cojonuda la teoría del apego adulto. Yo la conocí hace poco en un congreso sobre trastornos de personalidad y me fascinó.

Yo estoy casi segura de que mi apego es seguro y chachi. El apego de mi ex, tal y como tú lo describes, es evitativo total (eso de que nadie sea lo suficientemente bueno para él y de ir buscando la libertad a toda costa... grrr). Tengo cierta tendencia a fijarme en tíos con ese tipo de apego, y creo que es porque se parecen a mi padre, tócate los huevos.

Lo que tengo claro es que es una actitud que NO ME GUSTA, así que al próximo evitativo que me cruce o le doy puerta o... bueno, quizá me compre el libro xD

Un beso.

PRIMAVERITIS dijo...

Princesa: lo siento, pero si lo que cuentas en tu blog es verdad, eres evitativa total, eso de andar buscando amantes teniendo marido......

Marina: no se si eres segura, pero lo que está claro es que eres adorable ;), pero todo el mundo tiene su público, a mi decididamente me van los evasivos, con modos, claro

Marina dijo...

Un compañero mío fue el lunes a un seminario de psicología sistémica. En él decían que elegimos a nuestras parejas en función de nuestra historia familiar como manera de autoterapia. Es decir, que si tu padre es un evitativo del 15 (como es mi caso), elegirás a un evitativo para ver si así cambia, te da su atención y puedes sanar tus heriditas.

A mí tener que dar el mismo amor incondicional y agotador que le doy a mi padre a un tío me aberra sólo de pensarlo, así que he decidido que a la autoterapia le pueden dar por saco y que paso de los evitativos, sus ansias de libertad y su gigantesco ego.

Gracias por lo de adorable ;) Tú también lo eres.

Besotes.

Caótica dijo...

Yo ahora mismo me siento en la categoría del apego seguro. Y no porque lleve 20 años de relación, que tan sólo llevo uno. Pero me siento tranquila, querida, apoyada, respetada y totalmente enamorada. Así que supongo que ese es el tipo de apego seguro. (Soy muy asquerosa?)

Anteriormente, tambien me he sentido en el modo ansioso (y es horrible!!) Hasta que me cansé de mi misma y decidí plantarme.

Lo que no he sido nunca es evasiva.

Princesa dijo...

Prima, tengo la mala costumbre de decir la verdad en mi blog, es el único sitio donde puedo decirla. Evasiva porque tenga amantes? bueno, yo creo que eso no es por ser evasiva. Sí, lo de la libertad y todo eso está muy bien, pero si me encuentro bien en una relación no he buscado nada en otro sitio.
Limitarlo todo a tres conceptos es imposible, ya pueda decir el libro misa.

CalamityGirl dijo...

Prima, no es plan de llamar "asquerosos" a todos los que estén "seguros", no? Los hay que realmente son felices, y no me parece justo meterlos a todos en el mismo saco... No lo digo por mi, pero los hay que sí lo son, y me parece ofensivo llamarlos "asquerosos".

PRIMAVERITIS dijo...

Calamity ehhhh!!!! Que era en modo broma, ya me gustaría a mi ser así, ya.....

Petulandcia dijo...

Si evasivo-evasivo no se vuela al primer vendaval acaba siendo un seguro-seguro que da gusto vivirlo. Hay casos de evasivo-ansioso fluctuante que son muy divertidos también.
Te seguía en silencio, pero es que no sé resistirme a una pregunta directa.

PRIMAVERITIS dijo...

Estupendo, mola sacar lectores del cuarto oscuro ;)
bienvenida a la luz

Celia dijo...

Que interesante!! yo soy de los ansiosos pero no moletar, no llamo ni mando mails tan exageradamente pero no por falta de ganas... :-(
estoy trabajando para ser de los primeros.

Yo te sigo hace tiempo también!

Besazos