12.9.11

TOCAYA

Por circunstancias que no vienen al caso, pasé toda una tarde con una chica que se llama como yo, tiene tres años menos que yo, una niña de cuatro y lleva divorciada dos, está teniendo problemas con su ex y estuvo un rato desahogándose.
Dejando al margen si tiene razón o no, que las peleas de divorciados se merecen no un post, sino todo un blog, el caso es que de repente me vi a mi hace cuatro años, divorciada, con un trabajo muy inestable y con un niño de tres años.
Por Dios!!!! ¿Como me las apañé?????
ahora juro que no lo entiendo, la veía a ella y se me ponían los pelos de punta, y sin embargo yo he pasado por ahí, es mas, lo hice conscientemente, y sobreviví, ni siquiera tengo el recuerdo de que fuera especialmente malo, pero ahora me aterroriza la situación.
Desde luego, somos mucho más fuertes de lo que nos creemos. Incluso de lo que nos creemos a posteriori.

1 comentario:

susana dijo...

En el momento uno saca fuerzas de donde sea. Es puro instinto de supervivencia. Yo también me pregunto cómo pude pasar tres embarazos. Un beso.