27.11.12

COMO UNA NIÑA

Estoy como una niña con zapatos nuevos y, como ella, hago niñerías, como por ejemplo tener fotos de él repartidas por toda la casa, llevar continuamente una en el monedero y mirarla a hurtadillas entre clase y clase.
La que más me gusta la tengo en la mesilla de noche, los del revelado se equivocaron, la imprimieron mucho más grande de lo normal y ahora está apoyada en la pared, detrás de la lamparita de noche, así que es lo último que veo cuando me echo a dormir, si no supiera que es una tontería diría que la luz viene de sus ojos azulverdosos y de  su amplia sonrisa por donde se cuelan unos colmillos tentadoramente perversos.
Cada noche me lo quedo mirando unos segundos resistiendo el impulso de besar el papel mientras lucho con un cierto miedo a que no sea verdad, a que sea un error y ese chico tan guapo y tan perfecto en realidad no sea para mi.
Al menos hoy, al menos esta noche, al menos mañana en la comida y en la siesta, si que es para mi. Y por ahora, eso me hace feliz como a una niña.

7 comentarios:

Cigi dijo...

Qué bonito :-D

Dina dijo...

Me alegro un montón, niña. Leyéndote últimamente me entra una envidia enorme... ¡¡YO QUIERO MI PRINCIPE!!
Besotes

Ana dijo...

Y yo que nunca he hecho eso.. lo de las fotos lo llevo fatal... tengo de mis ex pero nunca las he llevado en la cartera, ni han estado en un marco.

PRIMAVERITIS dijo...

yo no llevaba foto de nadie en la cartera desde..... ufff... el titular de novios, unos 15 años.

Carlos dijo...

Pues disfruta de la felicidad y no reprimas ese impulso...

uncerdocabrón dijo...

¿a final de noviembre también se duerme la siesta?

PRIMAVERITIS dijo...

bueno.... igual no vamos a dormir, exactamente....