7.3.08

DUDAS

Ando leyendo libros de autoayuda y cosas de esas, y una de las (pocas) cosas en las que están de acuerdo es en que para encontrar a tu alma gemela primero tienes que saber qué es lo que estás buscando, algo así como que no vas a encontrar las botas perfectas si solo miras zapatos de tacón.

El caso es que para eso hay que hacer algo que se llama “escala de valores”, se supone que tu tienes una de esas, la comparas con la que tiene el tipo en cuestión y si la variación es solo de unos pocos peldaños pues podéis acoplaros pero si no tienen nada que ver no habrá bricolaje que las una.


Vale, como teoría preciosa.
Y ahora vayamos a la práctica
Paso 1) definir mi escala de valores…………….. ¿Einnnnnnnn?????

Tengo un problema, acabo de darme cuenta de que no tengo ni idea de que es eso de los valores, como para ponerme a ordenarlos.

¿alguien dispuesto a echarme una mano? ¿tenéis una lista para elegir, o sabéis cuáles son los vuestros o algo que me sirva para aclararme?????

Venga, que hablo en serio, contestad a ver si me aclaráis el concepto ese.

13 comentarios:

Cora dijo...

Yo lo de la "escala de valores" lo enfoco un poco como mirar cómo esperas que sea tu vida, tu pareja, tu familia, etcétera, ver cómo espera tu pareja o proyecto de pareja que sea la tuya, y calibrar si tenéis posibilidad de llegar a algo que os haga felices a ambos o si alguien tendrá que ceder hasta no reconocerse.

Por ejemplo: si eres una persona muy apasionada y sexual, y conoces a un chico más bien frío que incluso al principio de la relación (que se supone que es todo más pasional) se conforma con el polvete de diez minutejos el sábado noche después del futbol, mejor ve descartándolo, porque desde luego la situación no va a mejorar con el tiempo.

Otro ejemplo: si eres feminista, bisexual, nacionalista vasca y atea, y te has encaprichado de un miembro del Opus afiliado a las nuevas generaciones del PP, es más que previsible que vuestros valores acaben imposibilitando la convivencia, por más que en el momento del flechazo inicial te autoengañes pensando que los extremos opuestos se atraen...

Ejemplo tres: si toda la vida has querido casarte por la iglesia con un hombre que tenga un empleo estable, con un salario que te permita dejar de trabajar y dedicarte a cuidar a vuestros tres hijos, sería preocupante que siempre acabaras liada con pseudoartistas parados, casados y vasectomizados.

Vale que son ejemplos un tanto extremos, pero supongo que la idea se entiende. Si tienes una idea más o menos definida de cómo quieres que sea tu vida, y escoges a personas que buscan o incluso representan justo lo opuesto, ahí se produce la crisis de escalas de valores enfrentadas.

Y conste que conozco gente que detecata el choque y se lo pasa por el forro con el argumento de "ya le cambiaré", pero personalmente me parecen ganas de tener broncas y disgustos a lo tonto...

Amanda. dijo...

No sé qué libro andarás leyendo, pero en la mayoría de las ocasiones se refiere a aquellos conceptos o carácterísticas de tu personalidad moral que entiendes como irrenunciables:

por ejemplo, en mi centro más arraigado estaría la intolerancia absoluto hacia la violencia física. Si el tío que conozco comenta, por ejemplo, si a él le tocan las pelotas se lía a puñetazos, estamos en peldaños muy distintos y no hay conciliación posible.

Otro de mis valores más arraigados es el respeto absoluto a la inocencia infantil: ahora recuerdo de pronto al papá que llevó a su hijo de 10 años delante de los toros en un encierro en San Fermín, y va a ser que ese no es mi media naranja.

Por último diría que en la parte central está también la repulsa absoluta (por motivos profundamente personales) al consumo de cocaína, heroína, LSD, u otras drogas de fuerte impacto neuronal: tuve una relación de pareja con la que estaba super ilusionada y duró tres semanas, porque en esa tercera al chaval le dió por hacerse una rayita delante mío chuleándome (en plan "anda, métete, tontita, que esto es buenísimo pa follar.")

Lo que te comentaban antes tiene más que ver con las expectativas y los planes que es tremendamente importante también.

Por último comentarte que los valores tienen distintas categorías, desde los obviables (yo puedo cambiar mi idea de que nunca saldría con un tío al que le gusta el fútbol) hasta lo centrales (que en mi caso serían los que te he comentado.)

Espero haberte ayudado. Si quieres más, a mi mail...

Pimkie dijo...

Quizá te ayudaría planteártelo como "condiciones que debe cumplir impepinablemente para hacerte feliz", "aspectos que te gustaría que cumpliera pero que estarías dispuesta a negociar" y así. No sé si te sirve de algo.

pilar dijo...

Yo estoy totalmente de acuerdo con Amanda y Pimkie.Hay cosas que son innegociables, algo así como el núcleo duro de tu forma de ser, esas cosas de bajo ningún concepto estás dispuesta a modificar por que sería tanto como traicionarte a ti misma.Los ejemplos que ha puesto Amanda son muy ilustrativos. Otros son menos relevantes y aunque son parte de ti, no son tan innegociables.Desde luego son muy personales, pero por si te ayuda, en mi caso (me has hecho pensar para escribir...) podrían ser: la tolerancia cero para cualquier tipo de violencia, el respeto absoluto por el proyecto personal propio al margen del de la pareja(eso me ha hecho soltar amarras de varias relaciones), el que mi pareja respete que tiene que compartir mi afecto y mi tiempo con otras personas importantes en mi vida (familia, amigos que son como si fuesen familia...), etc. En definitiva, que a estas edades, hay contratos (la pareja no deja de serlo) que son, en algunos puntos, de adhesión: o aceptas lo que tengo que ofrecerte o no, pero no vamos a discutir el contenido esencial.Pues eso:te diría que te decidas por la afinidad en positivo.Las relaciones entre opuestos o entre extremos lejanos a mi nunca me han funcionado (no para algo más que un ratito goloso...y aún así, bien mirado, tampoco...)Ánimo!

Ana dijo...

Yo suelo buscar una cosa, que me hagan la vida facil, es decir que no me la compliquen, da igual profesión, economía, ideas políticas... que me hagan la vida facil.

GUANDARRRR dijo...

Ummmm, no estoy de acuerdo. Lo importante es qué escala de valores quieres que tenga él.
For example. Es importante que tu pareja tenga en la escala de valores el tenerte como prioridad, pero eso no quiere decir que tal punto tengas que tenerlo tú hacia él :p. Jeje, es broma, pero en las relaciones las chicas solemos ceder más que ellos (tenemos más paciencia? somos capaces de relegarnos a un segundo plano más que ellos?), así que un cambio no vendría mal.
No sé... pero yo que tú me dedicaba a diseñar la escala que te gustaría en él, y si encuentras algo parecido con la realidad, tírate a su cuello ;).
Voy a diseñar la de mi hombre 10:
-Inteligente.
-Generoso/desinteresado.
-Con sentido del humor/Cariñoso.
-Fiel en cuerpo y corazón (bueno, de esto último es muy difícil estar segura).
-Empático/comprensivo.
-Honesto y trabajador.
-Protector pero respetuoso.

Y sí, ya me he tirado a su cuello. Parece que le gusta ;)

blas dijo...

Ya ves Prima creo que tienen todas mucha razón, pero...

Si esto funcionara de un modo racional no te hubieras olvidado "la play"

Así que espera a que se te pase el subidón hormonal y luego (cuando ya sea tarde) haces el análisis racional.

Por si las moscas recuerad aquel anuncio de Martini que decía "los extremos se atraen es verdad..."

teatrera dijo...

Pues yo no creo en eso de la escala de valores.
No creo que se deba buscar a una persona parecida a nosotros, sino más bien a alguien con quien se encaje, ya sea por afinidades o porque los polos opuestos se atraen.

teatrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PRIMAVERITIS dijo...

Jo, Blas, lo de la Play era un "cuento", con una base real pero no al 100%, hay veces que mis etiquetas dan casi tanta información como los post.

blas dijo...

Ok Prima cogido leeré también las etiquetas que ni te CUENTO, para no preder detalles interesantes.

Aunque te advierto que me parecía un buen plan eso de la "play".

Anónimo dijo...

Mmmmmmmmm, otra forma de plantearlo es describir el tipo de relación que quieres tener, por ejemplo: "quiero una relación en la que haya Amor, deseo, pasión, diversión, ilusión, respeto, comprensión, libertad, apoyo mutuo, interés, sinceridad, comunicación, complicidad,compenetración, intereses en común, sorpresa, juego, descubrimiento, fidelidad.....".
Las personas somos complejas, y con la misma pareja se puden tener muchos tipos de relación...
Bueno, espero haberte ayudado, a mi la verdad es que ha ayudado poner sobre papel estas ideas :-D

e*

Blackberry dijo...

Jo, me estoy dando cuenta que soy un desastre total, voy por la vida así a lo loco, sin planificar nada ni pensar lo que quiero ni nada. A lo que viene. Qué desastre.
Claro, así se explican muchas cosas... creo.
Jo, no voy a pensar mucho en esto. Uf. Propósito de enmienda, eso sí.
A ver por donde empiezo...