8.6.08

SECRETOS Y CONFESIONES

Después de ponerle trampas durante todo el curso y cuando ya desesperaba de conseguir de su boca la confirmación de una evidencia, un compañero de trabajo se ha sincerado conmigo.
Es gay.
pues que bien, un candidato menos, ya puestos le he dicho que se sincerara con el resto del grupo de cafés que a él le iba a venir bien la terapia y los cafés serían más divertidos.
lo ha hecho, y no se ha hundido el mundo.
sorprendentemente para los demás no era tan evidente como para mi pese a que lo conocen desde hace muchísimo más tiempo, pero tampoco ha sido la sorpresa del año.

Ahora soy yo la que tengo un secreto y no me gusta nada, pero el sibarita es incapaz de confesarse consigo mismo como para hablar con nadie más, aunque sea su teóricamente mejor amigo.
De todas formas, yo estoy acostumbrada a los secretos, por eso debo de cazar tan rápidamente los de los otros.

9 comentarios:

PRIMAVERITIS dijo...

Por cierto, y antes de que lo preguntéis, pondría la mano en el fuego porque él ya lo sabe aunque no sea de forma oficial. también tiene experiencia en secretos.

Anónimo dijo...

Y?...
Si ahora mismo según tú ya sólo hay amistad porque decidió quedarse con la opción de su mujer, en realidad no es un secreto, lo sería en su día porque ahora no hay nada que esconder.
Si no es así me he perdido.

Un saludo

Ana dijo...

Seguro que lo sabe, en cuanto a tu compañero de café, yo no le hubiera obligado a sincerarse, eso es tan personal, yo tengo varios compis gays, yo lo sé, ellos lo saben, es algo que se dá por supuesto. Pero lo que nunca haría es ponerles en la tesitura de que confesasen su condición, eso no es importante

Toxcatl dijo...

Si le viene bien, me alegro pero ¿por que obligar a la gente a que diga cosas que no quiere o le apetece decir? Cuando sea el momento, ya lo dirá.-

PRIMAVERITIS dijo...

Eh!! quién ha obligado???? solo se lo he puesto fácil para contármelo, que por cierto tenía ganas desde hacía tiempo.
Por otra parte, ¿como se puede obligar a nadie a contar algo???

Txabi dijo...

...ponerle trampas... sincerarse... No sé, no acabo de "verlo". A ver si llega el día en que la opción de un@ u otr@ no sea algo destacable.

Un besico

blas dijo...

Oye Prima como han sido las trampas esas que te lo han hecho ver tan evidente.

Valeee, no me digas mal pensado, pero es que...

Blackberry dijo...

Pues en la sociedad en la que vivimos, se "da por supuesto" que todo el mundo es heterosexual hasta que no se demuestre lo contrario, o se diga claramente.
Habitualmente la gente tiene conversaciones en las que sale el tema de las atracciones, los gustos, las parejas, los ligues (uy, terreno resbaladizo en tu caso, Prima :))
Y yo creo que aún hoy, si uno es gay siempre hay un momento en el que o, hace "el comentario" que le posiciona, o se calla y disimula.
Y eso, desde mi punto de vista, creo que es mucha presión sobre uno mismo.

En fin, no sé a qué doy tantas vueltas. Yo estoy a favor de que se diga - cuando uno quiera - , cuanto más se diga, más normalizado todo.

PRIMAVERITIS dijo...

Gracias Black!!
de eso se trataba precisamente, de normalizar la situación, si no se dice claramente parece que sea un secreto vergonzoso cuando la verdad es que a ninguno del grupo nos importa lo más mínimo.
Y efectivamente, la clave está en la presunción de heterosexualidad.