30.11.10

CRECIMIENTO PERSONAL

Adoro sentarme a hacer deberes con el gajito
es una experiencia de crecimiento personal impagable, una permanente cura de humildad y buen rollo
la cosa empieza a las 17,30

PASO 1: el enfrentamiento
- Gajito, apaga la tele que hay que hacer una ficha
- No
- Si
- Que te he dicho que no
- Que te he dicho que si
- Que no me da la gana
- GAJITO SIENTATE YA!!!!! primera lección de humildad, mi paciencia es muuuuy limitada.

PASO 2, tácticas de distracción, a los 30 segundos de haberse sentado
- Tengo pis/hambre/sueño/sed....
- vaya, que raro, venga, ve al baño,
vamos bien, buen rollo 1, bruja avería 0
cuando vuelve hay que volver al paso 1 porque se le ha olvidado ya, o cree que se te ha olvidado a ti, no lo tengo claro

PASO 3, La negociacion, ya ha pasado un cuarto de hora y ha escrito tres letras
- Gajito! escribe la ce!
- Gajito, me estás oyendo!!!!
- Gajito, que quieres, un besito o una colleja!!!
- un besito, un besito.....
- pues venga, ESCRIBE!!!!

PASO 4, La caída,
diez minutos de ver como canturrea, mira el aire, juega con sus manos y en general hace cualquier cosa que se pueda hacer con un lápiz en la mano excepto escribir, se te acaba la paciencia y le cae la primera colleja
- ZASSSSS
- Ay!, vale, ya lo hago, pero deja de haceme daño......
ok, estoy tan insensible que ya ni me ablanda el corazón.

PASO 5, Redención
- Pero Gajito! ¡Tu ves lo que estás escribiendo!! no se entiende nada!!! venga, lo borramos y mamá te enseña, ves? así, la o redondita y con un rabito.... no! así no!! con el palito asi.... venga... más pequeñito..... mira, mamá lo escribe y tu lo copias. DEJA YA DE JUGAR CON EL LÁPIZ O TE VA UNA COLLEJA!!!!!

PASO 6, Abandono
- Vale, me voy, te las apañas solo, cuando vuelva quiero que esté terminado o estás castigado a todo el resto de tu infancia!!!!
y me voy al vater, o a cocinar, o a planchar, o a luchar en la tercera guerra mundial, cualquier cosa que me relaje un poco e impida que corte en lonchas cada uno de sus dedos y acabe en la carcel.

Y bueno...... durante aproximadamente una hora, se trata de pasar por estos 6 pasos consecutivamente, unas 5 o 6 veces y ya está, la ficha se acaba.

A partir de ahí, cualquier cosa que pase, te parece ya tan fácil que tu buen rollo no tiene límites.

13 comentarios:

Psike dijo...

Interesante entrada, me gusta tu blog y lo sigo. Te invito al mio en él escribo acerca de psicología.
Saludos.

Ana dijo...

Jejejeej parece una de las tantas situaciones con mi enana,jeje

Que paciencia, al final siempre consiguen lo que quieren, bueno casi..

Besos

Teresinha dijo...

Me parece que los padres no tienen porque sentarse a hacer las tareas con los hijos: Esa es una responsabilidad de ellos y si no la hacen, que se entiendan con la maestra.
Un abrazo

PRIMAVERITIS dijo...

Teresinha, ya, y luego yo recibo a los hijos de esa teoría en Garantia social.

Gordi dijo...

Prima, recuerda: la paciencia es la madre de todas las ciencias, incluida de la de ser madre.

ÁlEX dijo...

Como lea tu blog la Super Nanny estás jodida.

PRIMAVERITIS dijo...

Alex: JAJAJAJA Cierto, pero por favor, que lo lea y que me de la receta mágica. que no sea una valeriana para mi, por favor.

Poliwhirl dijo...

Yo también iba a mencionar a la Supernanny: explica muy bien dónde fallamos como padres/madres y cómo se aprovechan los niños de ello.

HAce años veía a la española y ahora veo a la inglesa, pero en todos los hogares del mundo se repiten los mismos patrones.

PRIMAVERITIS dijo...

De todas formas, y antes de que me denunciéis a la policía, recordad qeu el Gajito tiene algo entre síndrome de Asperger y Deficit de Atención, creedme que es MUY difícil conseguir que se centre.

PRIMAVERITIS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
teatrera dijo...

Vaya! Vaya!
No puede una dejar de pasar por aquí ni un día.
Geniales los 2 últimos.

laquesigueaqui dijo...

Pciencia hija!

Anónimo dijo...

Teresinha; pues aunque tienes razón y sí, la tarea es responsabilidad de los niños; esa "responsabilidad" tiene también que enseñarse y no es el colegio donde se la enseña, sino en casa.

Cuando el niño se dé cuenta de que sí o sí tiene que hacer las tareas y cuando pueda hacerlas por sí mismo, entonces es cuando tu tutela termina.