8.12.10

COMIDA

Tuvimos que aguantar unos días sin vernos, su trabajo, el mío, mi niño, los suyos...... eso que llamamos ser adultos.
A cambio el ritmo de mensajes y mails se multiplicó, desde los más inocentes hasta los tan guarros que he borrado porque me abochornaba encontrármelos por sorpresa.
Pero llegó el puente, y mis vacaciones de cualquier tipo de infancia, propia y ajena.
Me invitó a comer
por supuesto aparecí disfrazada de noche de fin de año, entre lo que brillaba mi vestido y lo que brillaban mis ojos podía apagar todas las bombillas.
Me abrió la puerta con una espantosa máscara italiana, me negué a entrar hasta que no se quitara ese horror de la cara
duramos en posición vertical unos veinte segundos, el tiempo que me llevó quitarme las siete capas de ropa que llevaba encima del mini vestidito porque, nota al margen, mi coche también había decidido tomarse el puente libre y tuve que coger la moto a dos grados.
Una vez investigadas todas las posibilidades del sexo vaginal, oral, anal, manual, visual, auditivo, esotérico y tántrico y con hambre de lobos, volvimos a la cocina
ahí descubrí que los placeres del sexo los domina, pero ni idea de los culinarios.
el chico se lo había currado, comida precocinada de la mejor, pero tiene una, ¡¡UNA!!! sartén, no sabe lo que es una rasera y el horno estaba sin estrenar, alucinante, no sabía ni como encenderlo
así que me puse al frente de la situación y, por lo menos, la lasaña se gratinó en condiciones en vez de calentarla al micro y las tostaditas fueron a la sartén con mantequilla y no de tostadora
comimos, bebimos, hablamos, escuchamos música, me chupó los pies, le mordí la boca...... y volvimos a la cama, claro.
me regaló un disco, me prometió que veríamos juntos una película, y llegó el momento en el que se tenía que ir a currar, nos despedimos con un beso a través de mi casco de moto y el suyo de bici.
en fin, un glorioso día del que me costó un ratito recuperarme, y eso que había estado haciendo ejercicios de flexibilidad, física y emocional

14 comentarios:

Marina dijo...

¡¡Yo tampoco sé lo que es una rasera!! Y me encanta cocinar.

Me alegro de que lo estés pasando bien, Prima, aunque cuando leo tus escenas me lo imagino a él calvo y le quita un poco de erotismo. Pero para gustos los colores, mujer.

Un besote.

PRIMAVERITIS dijo...

RASERA. f. Rasero. II Paleta de metal que se emplea en la cocina para volver los fritos y para otros fines.

Marina: igual el nombre común para rasera es espumadera, no se si le llamo rasera por influencia familiar o local,pero en mi ciudad se le llama así
y a mi los calvos me ponen mucho, mucho. por cierto, que en realidad no es calvo del todo, se afeita.

Ana dijo...

Pasarlo bien,no. Lo está disfrutando a top, no te quejes d elos pre-cocinados que ya te están dando de comer por todos los lados,jejeje

Besitos

Caótica dijo...

Porque voy servidísima, que si no me pondrías los dientes largos!

Disfruta mucho de ese hombre, que ya sabemos lo dificil que es encontrar a alguien que te folle como es debido! A mi tambien me ponen mucho los calvos.

Amira dijo...

Yo no se como te lo montas, pero joder! quien fuera tú para disfrutar de esa forma, ole!
Te leo siempre, eres la hostia xD

laquesigueaqui dijo...

Qué bien te lo montas chiquilla!! Eres mi ídolo.

Zea dijo...

Qué pena. Este blog tenía su punto interesante y melancólico que lo hacía atractivo para todas aquellas personas que curioseamos desde lejos... pero ahora... es como un panfleto de sexo barato y de mal gusto.

Y no me refiero literalmente al blog. Sino a lo que supuestamente haces con tu vida.

Como te dije en algún comentario anterior, está bien siempre y cuando DE VERDAD sea lo que tú quieres.

Yo... lo dudo.

PRIMAVERITIS dijo...

Zea: pues a ti te podía gustar mi etapa depre y aburrida para curiosearla desde lejos, pero chica, yo que lo vivo, prefiero el momento actual, y el sexo NUNCA es de buen o mal gusto, es simplemente sexo.

Caótica dijo...

Me descojono con el comentario de Zea, de verdad.

¿Qué puede tener alguien en la cabeza para darle tal trascendencia al sexo? Me parece a mí que lo que aquí nos ha estado contando Prima son únicamente unos cuantos capítulos de su vida lúdicos y morbosos. No es eso lo que está haciendo con su vida nena. Me parece a mi que hay que estar un poco enfermo para centrar toda una existencia vital en el sexo. Es decir, ahora resulta que Prima se está tirando a un calvo guarrillo, y eso es lo que está haciendo con su vida? Jajajaja... Pues yo pensaba que más bien era un simple aliño.

De todos modos Zea, pa gustos colores, y si lo que a ti te gusta es la melancolía, en la blogsfera sobran llorones.

teatrera dijo...

Una velada así es más de pedir que lleven la comida a casa no?

ÁlEX dijo...

¿No sabe lo que es una rasera?


¿¡Y QUÉ!?

PRIMAVERITIS dijo...

AIEX: Y nada, tan solo es la prueba palpable de su absoluto desconocimiento del arte culinario, y cualquier arte enriquece el espíritu, no es plan de despreciar ninguno.

lunallena dijo...

Empapúzate bien de sexo, ten cuidado si llueve no te vayas a chipiar con tan poca ropa y no hagas caso de quien te diga estarifada, que son unas rancias algunas.
¿Y badil y pozal tiene? jajajajajaja

Ellyllon dijo...

Espumadera y rasera no es lo mismo, pero yo te entendí a la primera porque la llamo igual.

Un besico
Elly