3.6.16

AYUNO DEL LUNES

Como ya conté en el anterior capítulo...........Dada la intolerable lentitud con la que estaba adelgazando con mi querida dieta cetogénica de toda la vida, decidí darle una oportunidad al sistema de Ayunos intemitentes, en terminología bonita IF y en palabras castizas, lo que viene siendo coserse la boca
Tras los buenos resultados obtenidos en el primer día de IF (me gusta más este término, queda como muy científico y socialmente aceptable, que la palabra ayuno hace que todo el mundo ponga cara de espanto y me eche la bronca) decidí continuar con el sistema. Así que el domingo pasado, tras un finde en casa del pelirrojo, en donde no me salté la dieta pero tampoco fuí muy nazi, comí un poquito más de cantidad, básicamente ensaladas, y bebí una cerveza.... decidí que el lunes tocaba otra vez IF
la pena es que no me pude pesar el lunes por la mañana, porque me fuí directamente de casa del pelirrojo al curro, en todo el día solo tomé el café con sacarina y un poco de leche de soja al levantarme y agua y té.
Pasé hambre.
No mucha, no insoportable, pero hambre, para que nos vamos a engañar,
Cuando llegué a casa me pesé corriendo, la filosofía es que si no he comido tampoco la diferencia entre el peso a las 7 de la tarde y el de las 7 de la mañána, tiene que ser mucha, no?
Pues había subido medio kilo
Imaginaros el cabreo total. Por supuesto que la culpa se la eché al pelirrojo y su afición a las verduras....... ¿a quién se le ocurre comerse todo un plato de col y poner lechuga en cada comida? vale. estoy un poco loca, lo admito.
Terminé el día de ayuno con la comida del martes, 32 horas, un poco mosqueada porque el peso del martes fué el mismo que tuve al final del ayuno anterior pero asumiendo que la vida es dura.
Resultado del IF del lunes: pérdida de peso.... creo que nada. Hambre..... un poquito, pero tolerable.
Martes y miércoles comí normal, dentro de lo que es normal en la dieta cetogénica, o sea, solo carne pescado y huevos con un poquito de verduras y cuidando con las cantidades, eso ya no me cuesta nada porque después de dos meses la verdad es que tengo el apetito bastante controlado. Según mi querida APP mi consumo calórico es de unas 1.200 cal. al día. perfectamente ortodoxo.
El pelirrojo vino a mi casa el miércoles por la noche, y se le ocurrió insinuar que mi no pérdida de peso es debida a que bebo coca cola Zero, prefiero evitaros la bronca que tuvimos, incluyendo un ataque de lágrimas mio y un intento de abandonar mi casa suyo que afortunadamente aborté porque si no ya se hubiera liado de verdad. Consejo de amiga, nunca le digáis a una persona a dieta y hambrienta que la culpa de no adelgazar es suya por ignorante y hacer trampas. especialmente si no sabéis distinguir entre hinchar el estómago con gas y ganar grasa en los adipocitos. Obviamente, esa noche no hubo sexo, estábamos los dos enfurruñados.
Esto se está alargando, sigo mañana que los post muy largos dan mucha pereza de leer